23 ago. 2007

"Conduces deprisa. Nadie cree que la tienes grande"


Se trata del nuevo anuncio de la homóloga australiana de la DGT.


Conducir muy deprisa no es sinónimo de hombría. Según el Gobierno australiano es justo al revés. "Conduces deprisa. Nadie cree que la tienes grande" es el lema de la curiosa campaña, que muestra en un vídeo a una joven rubia doblando el dedo para simbolizar un tamaño ínfimo del miembro de los conductores que circulan a velocidades excesivas.

El anuncio ha costado 1 millon de euros, pero lo importante es que la gente se sensibilice un poco.

No hay comentarios:

ir arriba