28 ene. 2008

La DGT a la caza de los coches sin seguro

Desde el miércoles 23 de enero, la Dirección General de Tráfico (DGT), en colaboración con el Consorcio de Compensación de Seguros, ha puesto en funcionamiento un nuevo dispositivo capaz de identificar automáticamente si los vehículos en circulación disponen de seguro obligatorio.

Este nuevo dispositivo se compone de un sistema de vídeo integrado en un ordenador portátil que recoge las imágenes de los vehículos que circulan a través de una web cam de alta definición. Las imágenes tomadas se contrastan con una base de datos que albergan los dispositivos portátiles en su disco duro, la cual se ha obtenido de la base de datos facilitada por Unespa que, a su vez, se ha cruzado con los datos del Registro de Vehículos de la DGT. De esta manera, conseguir identificar un vehículo que circula sin seguro se convierte en una sencilla tarea para los agentes de Tráfico, que pueden localizar a este tipo de vehículos mientras realizan sus quehaceres habituales.


Una vez el sistema detecta por cámara un vehículo sin seguro, el agente es alertado por voz a través de un mensaje que detalla la matricula del vehículo y la infracción que comete; en este caso, circular sin el seguro obligatorio. La interfaz del programa es muy intuitiva e identifica mediante colores el tipo de infracción. El agente parará al conductor del vehículo señalado y comprobará la factura del seguro. En caso de que no haya pagado el mismo, se procederá a la inmovilización del coche y se impondrá la sanción correspondiente al infractor (ésta oscila entre 1.000 y 3.000 euros dependiendo del vehículo).


Este dispositivo es fácil de instalar y su mantenimiento y uso es también muy sencillo, asegura la DGT. Además de identificar los coches en condiciones climatológicas adversas (lluvia, niebla o nieve), registra hasta dos carriles de circulación. La cámara puede ir colocada en el interior o exterior del vehículo, así como en la parte delantera y trasera del mismo. Su coste apenas supera los 6.000 euros para cada dispositivo.

Mañana comienza las pruebas de este sistema, que se ubicará en doce vehículos de los efectivos de la Guardia Civil en varias provincias españolas: Toledo, Sevilla, Granada, Valencia, Badajoz, Zaragoza, León, Burgos, A Coruña, Navarra, Asturias y Madrid. Los coches patrulla se han equipado con tres dispositivos de distintas marcas tecnológicas a fin de que, una vez finalice el periodo de prueba, los agentes elijan el más eficaz para este fin.

Según ha explicado Pere Navarro, director general de la DGT, en la presentación realizada esta mañana en la nueva sede de Tráfico, las pruebas finalizarán en verano de este año y los dispositivos estarán operativos oficialmente a finales de 2008.

Una vez esté en marcha el sistema, el objetivo es incluir nuevas bases de datos, ya que el software utilizado puede acoger hasta ocho distintas. Esto facilitará a los agentes la tarea de identificar otro tipo de vehículos infractores como vehículos robados, requisados, buscados o aquellos que no han pasado la ITV. Como asegura Navarro, localizar aquellos vehículos que no hayan pasado la Inspección Técnica se convierte en la ‘fase dos’ del proyecto.

Aunque desde mi punto de vista este sistema o cualquiera similar debería de existir hace mucho tiempo, ya que hay mucha gente circulado sin carnet, sin seguro y sin itv, todas ellas o al menos alguna.

Rompe el hielo, comenta la noticia

No hay comentarios:

ir arriba